Buscar por...

Puertas de Interior

¿Cómo seleccionar puertas de interior?

Las puertas de interior son un elemento fundamental para tu hogar, tanto si acabas de adquirir una nueva vivienda, como si la vas a construir o si, simplemente, estás pensando en reformarla. Tienes que darles la importancia que les corresponde, porque, además de cumplir con una función estética, también es conveniente fijarse en una serie de características, como pueden ser, por ejemplo, el grosor, el material de fabricación, el aislamiento térmico o acústico y que, a...

yores, te permiten modificar la distribución de la vivienda…

Las puertas, son elementos que se encuentran en cualquier vivienda, por lo que puede ser que pasen desapercibidas y no le prestemos la atención que realmente deberíamos. Su función es fundamental y no necesitas gastar mucho dinero para renovarlas. Hablaremos, por lo tanto, de su triple función: diseño, funcionalidad y seguridad.

Algunas veces, en el interior es necesario mezclar distintos tipos de puertas en un mismo espacio en función de cuál sea la finalidad fundamental. Una de las cosas que tienes que tener en cuenta cuando se mezclan distintas puertas en una misma estancia es su altura, de forma que se logre una sensación de uniformidad, y también seguir una misma línea de diseño.

Diseño de las puertas de interior

El diseño que elijas para tus puertas determinará la decoración de los diversos ambientes de tu vivienda. Los tipos de puertas que puedes encontrar en el mercado son muy variados. Puertas más clásicas, modernas, distintos acabados… Existe una gran variedad de diseños, colores y acabados para que encuentres siempre la puerta perfecta para cada estancia.

Las puertas de interior clásicas puedes abrirlas y cerrarlas muchísimas veces a lo largo del día, por lo que es muy importante a la hora de seleccionar entre una y otra, que van a ser de uso frecuente. Son más importantes de lo que te puedes imaginar en un principio; su inversión te puede beneficiar a la hora de revender una propiedad.

Puede ser que la mayoría de las puertas que tuvieras fueran abatibles, podían ser menos o más sofisticadas, pero abatibles. El mecanismo de seguridad se liberaba y tirabas hacia ti de manera que la hoja de la puerta se abría en diagonal a las paredes, mientras que la parte sujeta por las bisagras se quedaba agarrada. Pero, todo se va modernizando y las opciones van aumentando; dependiendo del espacio que tengas, ya puedes optar por la puerta corredera que te permite ganar espacio en relación con una puerta de apertura convencional.

Además, también están las puertas con bisagra oculta y hoja enrasada en la pared que le darán al espacio una mayor amplitud. Además, si las pintas del mismo color, ni lo notarás. Solamente la manilla quedará sin cubrir y será donde puedas personalizar la puerta.

Si el estilo que predomina en tu casa es clásico o rústico, pueden ser una opción las molduras; no obstante, sucede todo lo contrario cuando el estilo decorativo es más sencillo. En el caso de que tu piso sea pequeño, una opción que se puede considerar es la de incorporar puertas de interior con cristal para que dejen pasar la luz porque así podrías ganar una gran cantidad de luminosidad. La cristalera en las puertas te permite ganar luminosidad y amplitud en las habitaciones.

Puertas interiores lacadas

Si quieres elegir una puerta que está siendo tendencia, la lacada es una buena opción. Lacar significa que le aplicas varias capas de pintura a la puerta. Es un trabajo minucioso donde los detalles son extremadamente importantes; se necesita una cabina de pintado y la utilización de un proceso específico de secado para que el polvo no se adhiera y puedas obtener así un excelente resultado en tu puerta. Los acabados lacados van a tener una superficie lisa y satinada, sin poros, grietas ni rendijas. Si quisieras que te quedaran las vetas de la madera o cualquier otra textura, no podrías elegir esta opción.

La principal característica si eliges una puerta lacada es su gran variedad de diseños disponibles; los lacados ofrecen una estética muy versátil y encajan muy bien con los diferentes ambientes. Las superficies lacadas se lavan con mucha facilidad, con un trapo, agua, jabón…

El color de las puertas de interior lacadas

El color ideal si quieres poner unas puertas lacadas es el que tú quieras, porque existe una amplia gama y los resultados serán estupendos. Las que están teniendo mucho éxito son las puertas de interior lacadas blancas; no obstante, si lo que te gustan son los colores vivos, puedes escoger el que te convenza más.

La ventaja de que elijas colores claros es que las estancias tendrán más luminosidad y aumentará la sensación de amplitud. Además, si cambiaras el color de las paredes o la decoración, no influiría que tuvieras las puertas de un color determinado y que te resultara muy complicado de combinar. Los colores oscuros contribuirán a crear espacios más íntimos y funcionan adecuadamente con una luz cálida creando ambientes más elegantes. Si el acabado es en brillo, crearás un diseño totalmente exclusivo.

Calidad de los lacados

Si quieres saber cuál es el nivel de calidad óptima, tenemos que decir que los acabados lacados, además de la superficie donde los vamos a aplicar, dependen de otros factores muy variados: la calidad de la laca, las manos de lijado y lacado aplicadas… Si cumples con todos los requisitos, obtendrás un lacado que te va a proporcionar un resultado perfecto, sin variaciones, no le va a cambiar el color con el paso del tiempo. La conclusión es que, aunque parezca un sistema aparentemente sencillo, si no se hace adecuadamente mediante un proceso de calidad minucioso, puede ser que tengas muchos problemas con el paso del tiempo, como por ejemplo, aparición de burbujas, deformidades, descascarillado de bordes, esquinas….

Puertas de interior lisas modernas

Las puertas de interior lisas modernas son normalmente las favoritas entre los diversos diseños que existen en el mercado; tienen revestimientos suaves y no tienen paneles. Sus materiales nos aportan la sensación de puertas de madera maciza, pero son más baratas.

Puertas de interior de cristal

En este material, nos podemos encontrar con diversos tipos de puertas, como las abatibles, correderas o incluso plegables. El efecto óptico que transmiten es de amplitud. Además, si eliges modelos con perfilería, estás juntando elementos con un toque industrial. Si tu casa tiene poca luz, o bien quieres aprovechar la que entra por la puerta, también puedes colocar cristal solo en el paño superior de la puerta.

Si eres de las personas a las que les gusta ver todo desde cualquier rincón de la casa, las puertas interiores con cristal serán una solución, además de que decorativamente quedan fenomenales. Puedes tener la opción de poner solo la mitad superior; si quisieras ver a todos los niveles, está la que incorpora hasta cuatro cristales o la de seis cristales. Los cristales que puedes usar en las puertas de madera pueden ser opacos o totalmente transparentes. Incluso tendrías la opción utilizando los cristales de la puerta corredera.

¿Puertas de interior plegables o puertas de interior correderas?

Las puertas de interior plegables tienen mucho éxito, aunque tal vez el principal inconveniente que te puede hacer cambiar de opinión es el espacio que dispongas en el piso. Es la falta de espacio la que hace que las puertas de interior correderas estén ganando más adeptos, principalmente en habitaciones como pueden ser la cocina o el baño, donde intentas aprovechar hasta el último milímetro de espacio; en cuanto al estilo, hay una gran variedad. También están las puertas corredizas tipo granero que, desde hace un tiempo, parece que atraen más seguidores, entre los cuales se encuentran los amantes de la decoración rústica o campestre.

Las puertas de interior correderas las puedes instalar sin necesidad de hacer obra, porque lo más habitual es sobreponerlas a la pared; además, son una solución perfecta para que no choquen con muebles; la instalación de estas puertas es muy sencilla y poco costosa. Por otra parte, las puertas plegables vienen siendo una solución intermedia entre las abatibles y las correderas. No necesitan disponer de tanto espacio como las tradicionales, pero sí que ocupan bastante superficie. Además, este tipo de puertas se fabrica tanto en madera como en PVC, dos materiales conocidos por su magnífica relación calidad-precio.

Herrajes

Si quieres que todo se mantenga perfecto con el paso del tiempo, debes elegir herrajes que garanticen la suficiente calidad, principalmente en ambientes costeros o en lugares donde haya demasiada humedad (baños con mucho vapor, gimnasios…), porque así soportarían los agentes externos de forma que se evitaría la oxidación.

Limpieza de puertas

A la hora de limpiar las puertas, tienes que tener totalmente en cuenta el tipo de material del que estemos tratando. Si las puertas de interior son lacadas o con efecto madera, con un paño de celulosa mojado con un poco de agua y otro paño para secarla posteriormente sería suficiente.

Limpieza de las bisagras

En relación con la limpieza de las bisagras de las puertas, al ser las encargadas de mantener el peso de las hojas de las puertas interiores, son muy sensibles al paso del tiempo, de manera que la suciedad puede ser uno de los motivos por los que se altere su normal funcionamiento. En el caso de que se oxiden, sobre todo puede ocurrir en las bisagras del cuarto de baño o de las cocinas, lo que debes hacer es retirar la bisagra, limpiar con productos naturales o cualquiera de los antioxidantes que suele haber en el mercado y después dejar secar completamente, aplicar una capa antioxidante y volver a instalar el herraje. Si lo que te sucediera con la bisagra es que hiciera ruidos cuando se cierra, lo más conveniente es lubricarla con vaselina o algún aceite.

Además de la limpieza y engrasado, tienes que tener en cuenta una serie de precauciones elementales para el correcto mantenimiento de la bisagra; porque una cuestión muy importante es la de que no te apoyes sobre las puertas ni que las abras o cierres con muchísima fuerza, eso puede provocar que se desajusten.

Puertas de interior rústicas de madera maciza

Si quieres que tu casa tenga un punto rural y elegante, opta por puertas de interior rústicas de madera maciza. La opción del nogal es la adecuada para darle ese toque que necesita de elegancia y modernidad, sin olvidarnos que lo que predomina es lo rústico. Además, puede hacer juego con una pared empapelada, porque lo rústico y lo contemporáneo pueden combinar. Otra opción que tiene también cabida, es el pino.

Puertas de madera maciza

Las puertas de madera maciza son realmente duraderas y muy resistentes. El principal miedo que puedes tener es, si por el motivo que fuera, se le hace una rayadura, abolladura, pero lo mismo pueden aparecer con el paso del tiempo. No sería ningún problema sin solución, porque la podrías reparar fácilmente. Estas puertas son más atractivas y te ofrecen una gran durabilidad, aislamiento acústico y eficiencia energética.

Las puertas con interior macizo están fabricadas con abeto, pino o roble. Están formadas por una lámina gruesa de madera. Estas puertas son las más resistentes y también las más pesadas. El precio es superior al de otros tipos.

Las puertas interiores de aglomerado son macizas, pero la diferencia es que estas son de madera de calidad, de abeto, pino o roble solo en su capa exterior. Dentro tienen un aglomerado de maderas más baratas. Estas puertas y las anteriores visualmente son iguales, pero en relación con la calidad, es totalmente distinta. El mantenimiento de estas puertas es delicado porque si están situadas, por ejemplo, en un baño, hay que tener mucho cuidado con la humedad.

Las puertas de madera son las más habituales que te puedes encontrar, la calidad es muy buena y son aptas para todos los presupuestos. Según el material que elijas, variará su precio, ya que no será igual que compres una puerta de madera rústica que una puerta de madera moderna. En ambos casos el producto será de calidad y puede que se ajuste a tu hogar, pero puede que tengas que orientarte más por el presupuesto y, principalmente, por el modelo que te guste.

La madera ha sido el material por excelencia empleado para la fabricación de las puertas. Durante muchas generaciones, ya no solo para las puertas, también para los muebles, casas, estantes…

Si estás pensando poner una puerta de madera, debes saber que te puedes encontrar con puertas de madera blanda o dura y que el precio varía según el tipo del que estés hablando. Dentro de la madera blanda se encuentran los árboles (pino, cedro, abeto, álamo, ciprés) que tienen un crecimiento rápido. Suele ser más ligera y fácil a la hora de trabajar con ella. Por su parte, la madera dura se origina en árboles de crecimiento más lento y prolongado (nogal, caoba, olivo, cerezo, fresno, olmo, roble), son más resistentes, pero también más costosas que las blandas.

Los precios de las puertas de madera varían, pero hay muchos factores que influyen en el precio final. Un papel importante sobre los precios lo tienen el tamaño, diseño, modelo…

Colores de las puertas

Las puertas interiores de color gris tienen mucho éxito. Puedes combinar este tono con otros más tenues para realzar el resto de la decoración. Realmente, tienes una infinidad de colores para pintar las puertas de interior. Pero, de igual forma que hay muchos colores, también podemos decir que hay colores que por su naturaleza son más apropiados y que te permiten una mejor combinación con los tonos de las paredes.

Si las puertas tienen un acabado en madera, el color blanco será un cambio muy grande en la estética del hogar. Todo se verá más moderno, la casa más luminosa… Además, si las paredes también son blancas, el espacio que apreciaremos será más amplio. Sea cual sea la puerta de interior que estás buscando, el color blanco puede ser una gran solución. Este tono te va a aportar versatilidad, porque encaja perfectamente con todo tipo de ambientes (rústico, clásico, contemporáneo…). Ayuda a ganar una amplitud visual, porque potencia la luminosidad y, además, si una de tus opciones son las puertas macizas, se podría aplicar sobre la madera, aunque perderían sus particularidades y vetado.

El azul es un tono más atrevido, pero que también funciona bien con espacios más juveniles; si las paredes están pintadas de blanco, aportará un toque fresco y rejuvenecedor. Además, este color combina bien con muchos tonos de madera.

Si buscas un color elegante y actual, el gris suave o medio te aportará un ambiente relajado, luminoso, sofisticado... Incluso el negro mate es un buen color para pintar las puertas si las paredes son claras. Es un color atemporal y muy adecuado en ambientes minimalistas.

En ambientes más infantiles el rosa conjuntado con negro, gris o blanco crea un contraste muy atractivo. Otro color muy actual, aunque un poco más atrevido puede ser el amarillo; si pintas las puertas de amarillo le darás vitalidad y color a tu vivienda.

El rosa pálido o el verde aguamarina o verde menta no son para todos los gustos ni tampoco para todos los ambientes, pero es son colores que si te gustan, aportan frescura.

No obstante, tienes que tener muy presente que, si te pones a pintar las puertas del pasillo o cualquier otro espacio reducido, si mezclas muchos colores vas a saturar el ambiente y te creará una sensación óptica desagradable.

Marcos y acabados

A la hora de elegir el marco de la puerta quizás elijas aluminios o aglomerados hidrófugos, aunque también puedes decantarte por la madera que es más resistente. Los detalles de tu puerta son aquellos que te ayudan a relacionar la estética que tienen con otros elementos de la casa.

Están por ejemplo, los tapajuntas, que pueden ser del mismo color que la hoja o bien pueden llevar tonos que se ajusten más a los colores de las paredes. Independientemente del material de fabricación, cada puerta puede rematarse de formas muy variadas. Por un lado, se pueden cubrir de chapa natural de madera sin barnizar o estar pintadas para así conseguir el acabado que estabas buscando, en función del resto de la casa.

Pintar es uno de los métodos más básicos y tradicionales, pero también existen acabados modernos como el finish foil, una lámina de papel que consiste en imitar todo tipo de material o pintura y se coloca en la superficie de tu puerta.

En relación con el estilo en la decoración, es muy conveniente que apuestes por una misma línea de diseño. Tienes que tener en cuenta que la elección de determinados elementos, como pueden ser las manillas de apertura, debe ir enfocada a que guarden cierta similitud entre ellos para que no se produzca un efecto visual no recomendable.

Los acabados más habituales

Los acabados más habituales que te puedes encontrar son:

- En crudo, cuando la puerta no tiene ningún acabado.

- Pintura, barniz, lacadas.

- PVC, melaninas y otros plastificados. El precio es bastante bajo y la calidad es muy aceptable.

- Cristal, normalmente estará laminado o templado.

Las manillas y cerraduras

Para saber cuáles son las manillas más adecuadas para tus puertas de interior, tenemos una gran variedad de opciones. Una de las elecciones que a veces puedes pasar por alto es la relativa a las manillas. Tienes que tener en cuenta que, una vez que compres la puerta, va a venir con unas manillas estándar, pero puede ser que no te gusten, no sean cómodas o simplemente te gusta la puerta pero las manillas que no combinan con el entorno.

No tienes por qué conformarte con ellas; una vez que tengas claro que las vas a cambiar, te vas a encontrar con una infinidad de opciones. Si lo que estás buscando, por ejemplo, es un ambiente campestre y compraste unas puertas rústicas, puedes añadirle también manillas de estilo rústico, así le darás un estilo más refinado sin invertir mucho dinero.

Independientemente del tipo de manilla que elijamos, también puedes seleccionar el color, si la prefieres en brillo o en mate… Una recomendación en relación con este tema de brillo y mate es que en las manillas con brillo suelen quedar marcadas las huellas y tienden a rallarse más; pero, en cambio, en mate no sucedería eso.

Es muy importante elegir una manilla con un diseño ajustado a la puerta, consiguiendo un equilibrio entre la funcionalidad y la forma. Los pomos giratorios son muy baratos, pero puede que con el paso del tiempo se aflojen, las ventajas que le puedes encontrar principalmente si tienes ancianos o niños pequeños es que son muy fáciles de manejar.

Si tienes puertas correderas, normalmente, se utilizan más los manillones y tiradores. Hay una gran variedad de funcionalidades a la hora de escoger una manilla u otra.

Materiales de las manillas

Otro aspecto relacionado son los materiales más apropiados para las manillas de tus puertas. Están las manillas de acero inoxidable que tienen mucha calidad, son muy duraderas, no pierden el brillo y no se oxidan. Una de las desventajas que presentan, si lo que buscas es tener unas manillas con un acabado muy complejo, es que las de acero inoxidable son difíciles de moldear.

Por otro lado, están las manillas de latón que pueden llegar a alcanzar formas y acabados muy complejos, aunque su durabilidad es más limitada que la del acero.

Si no quieres gastar mucho en las manillas de las puertas, te puedes encontrar con las zamak, que es el material más barato de todos y su aspecto es muy similar al del latón, además es muy fácil de moldear y permite obtener formas muy complejas en las manillas. Mientras que las manillas de aluminio tienen mejor calidad que las zamak y pesan menos, pero son más caras.

Las manillas con placa nunca pasan de moda, las más demandadas son las manillas fabricadas en cuero y acabado cuero con maneta de porcelana. Por otro lado, están las manillas con rosetas redondas o cuadradas, independientemente del tipo de puerta que tengas instalada.

Las manillas con roseta son discretas en relación con el tamaño y con la estética. Si te gustan las puertas lacadas o blancas, la manilla fabricada en cuero, zamak o acero inoxidable puede quedar estupenda. Las puertas que son con tonos claros, además, siempre aportan una mayor luminosidad y para eso el acabado plateado o el cuero envejecido serían altamente recomendables.

En el caso de que las puertas fuesen un poco más oscuras, puedes optar por tonos dorados o plateados. Nos podemos encontrar con diseños preciosos de cualquier tipo de material y acabado como el pulido satinado, acero inoxidable, latonado, cuero, níquel satinado…

Las bisagras y los pernios

Las bisagras y los pernios para tus puertas también pueden ser de una gran variedad y se adaptan perfectamente a la puerta que elijas. Están preparados para aguantar el paso del tiempo, porque el uso que le damos es continuado y tienen que responder. Siempre estamos abriendo y cerrando sin tener en cuenta que la bisagra está sufriendo el desgaste; por eso, necesitan estar preparados para un uso diario.

Cuando nos referimos a las puertas, nos puede parecer que las bisagras y los pernios son un elemento secundario, pero lo cierto es que, realmente, tienen un gran valor estético y que se encargarán de aportar la seguridad y la correcta apertura de las puertas.

La seguridad de las puertas

La seguridad en las puertas es una cuestión fundamental en todas las viviendas, independientemente de que sea la puerta principal o de alguna de las puertas interiores de la vivienda. Para que puedas cerrar bien o bloquear la puerta, existen diversos sistemas, dependiendo del tipo de pomo que tengamos. ¿Cómo puedo elegir entre el pestillo o la cerradura en una manilla con roseta?

Puedes elegir entre una gran variedad de pestillos (tradicional, rústico, de media vuelta o el de suelo). De todas formas, montar un pestillo en una puerta de interior es muy sencillo, pero tienes que tener claro que ese pestillo solo lo vas a poder utilizar desde la parte de dentro de la habitación. Por su parte, la cerradura para una manilla con roseta nos proporciona más seguridad, no obstante, su instalación es un poco más compleja. Además, también nos podemos encontrar con cerraduras invisibles.

Diferentes estilos

Hay diferentes estilos en relación con la decoración de interiores:

- El Mid-century modern, en este estilo podrías encuadrar una puerta con acabados sencillos, sin muchos detalles y gran funcionalidad.

Industrial o loft, abarca tonos cobre, por lo que podrías poner una puerta de tono rojizo con el de haya.

- Navy, un estilo que representa tranquilidad, podría meterse en este estilo algún modelo lacado en tono fresco.

Escandinavo, entorno que transmite tranquilidad; en este estilo encajaría a la perfección una puerta que destaque la sencillez y variedad de colores.

Bohemio, es un estilo más próximo a la naturaleza, en este las maderas naturales como el roble.

Clásico renovado; en este, el contraste entre la claridad de paredes blancas y mobiliario oscuro prevalece.

Tendencias

Si quieres tener en cuenta las tendencias de este año, la madera sigue siendo una de las apuestas favoritas; podemos decir que incluso supera a las puertas de interior lacadas en blanco, que también están muy de moda. La madera más bien oscura está teniendo mucho tirón, apostando por el nogal o el ébano. No te puedes olvidar de los clásicos, como es el caso de las puertas de roble, siempre aportando gran elegancia a tu vivienda. Además, la madera te combina con todo, independientemente del ambiente que tengas. Unas puertas de madera te pueden proporcionar calidez a todo tipo de ambientes.

La tendencia está en líneas rectas; las lisas tienen mucha demanda, pero también puedes encontrar modelos en los que hay algún detalle en acero inoxidable. En relación con las puertas lacadas, las blancas siguen siendo las que más demanda tienen porque una pared gris, por ejemplo, está muy bien complementada con una puerta blanca. Normalmente, las puertas blancas lisas tienen más éxito, pero en ambientes vintage también las puedes poner con marquetería. Este año, las puertas de colores son tendencia; el negro, por ejemplo, es perfecto para contrastar ambientes blancos. Algunos fabricantes las incluyen en sus catálogos de puertas.

Ventajas de las puertas correderas

La principal ventaja que tienes con este tipo de puertas es que puedes optimizar el espacio interior de una vivienda y aprovechar los espacios reducidos. En función del material (madera, diferentes tipos de cristal transparente o con vinilo…) del que se compongan las puertas correderas, combinan mejor con tu estilo de decoración o no. Por esto, si incluyes en tu reforma la instalación de una puerta corredera, va a ser un acierto.

Hoy en día, también te podemos personalizar tu puerta de interior a precios accesibles totalmente, aunque tienes que tener en cuenta unos consejos muy prácticos a la hora de elegir el material que te pueden facilitar su mantenimiento. Si escoges una puerta que tenga un material que sea fácil de limpiar y que tenga todos los elementos para que funcione a la perfección, vas a evitarte los posibles problemas que puedan surgir en el caso contrario.

Las puertas de interior que destacan

Una de las puertas que está muy de moda es la puerta corredera que separa la cocina del resto de espacios de la casa, aislándote del calor y el olor que provienen de la cocina; incluso se le puede añadir una pizarra en la que podrás ir anotando las diferentes tareas, lista de la compra o lo que te resulte de interés, de forma rápida y sencilla.

No podemos olvidarnos tampoco de las puertas translúcidas convertidas en obras de arte, que, además de proteger, ofreciendo más intimidad en la estancia en la que se encuentren, te permiten la entrada de luz.

Con las puertas de estilo vintage, si combinas algunos detalles, podrás conseguir que las piezas de anticuario se conviertan en la última tendencia, haciendo una puerta totalmente personalizada y moderna; una nueva capa de barniz, un nuevo pomo, marco y cristales convierten la típica puerta de la casa de la abuela en una puerta de último grito.

Lo último que puedes encontrar en el mercado son las puertas con modelos inusuales y diferentes que, por ejemplo, mediante una lámina autoadhesiva, nos proporcionen un efecto óptico extraño... estas puertas son menos costosas que una puerta de acero o aluminio, resistentes a la humedad a los arañazos y con un diseño totalmente personalizable.

Las puertas para interiores más buscadas a pesar de todas las actualizaciones y las novedades que van surgiendo en el mercado, siguen siendo las puertas lacadas blancas, porque ofrecen infinidad de combinaciones, tanto con la decoración de tu vivienda como con los colores de las paredes, ambientes... además de proporcionarte una sensación de amplitud, limpieza y bienestar.

Aplicación práctica

Puede ser que te hayas comprado un apartamento y que sea un poco viejo, pero muy acogedor. En esa vivienda te encuentras con unas puertas de madera que están combinadas con cristal. Hay espacio entre el suelo y la propia puerta, mientras que los cristales permiten que pase la temperatura de otras partes de la casa que pueden estar más frías.

Puede ser que te estés planteando cambiar las puertas y así conseguir aislar mejor tu vivienda. Ahora te encuentras con que en el mercado actual hay infinidad de modelos y sistemas de apertura dependiendo de lo que estés buscando, pero que permiten que te adaptes al presupuesto y las necesidades que tú tengas.

Te damos diferentes ideas para la decoración de puertas de interior: las puertas alegres y elegantes las puedes conseguir con unos pomos dorados en las molduras del centro de las puertas y los marcos en blanco; puertas de granero con herraje visto, a estas puertas le va a quedar muy bien la técnica del envejecimiento de la madera; forradas con vinilos originales y con dibujos geométricos; puertas bicolores, que le darán el toque alegre que estaba esperando tu vivienda, tanto en vertical como en horizontal.

Tu nueva vivienda se puede convertir en una obra de arte porque, aunque sea un espacio pequeño, si está bien aprovechado y decorado con gusto, no importa que sea reducido. Si combinas los colores de las paredes y puertas con tonos que compaginen; si separas los diferentes ambientes con puertas que dejen entrar la luz, para que así haya una sensación de amplitud y si usas una decoración sencilla... todo está por conseguir.

Podrás disfrutar de un espacio totalmente acogedor y bien preparado para disfrutar con tu familia, amigos... Además, se convertirá en tendencia debido al exquisito gusto en la decoración.

Mientras uno se encuentre a gusto consu hogar, eso será lo importante; no importa si estamos hablando de ambientes clásicos, modernos, vintage, rústicos... lo importante es coger un estilo y adaptarse a él, independientemente de cual sea.

Puedes emplear muebles convertibles o adaptar los diferentes elementos que tengas en casa para que el presupuesto tampoco sea muy elevado. Es decir, no hace falta que gastes mucho dinero para decorar tu casa con gusto, porque muchas veces se dispone de un presupuesto alto y se empiezan a coger cosas sueltas que no compaginan entre ellas o incluso se repelen; como resultado, aunque fueran muy caras, no sirven de nada. Lo que se haga hay que intentar hacerlo con coherencia, repectando los gustos de cada uno y los estilos.

La decoración vintage y la decoración retro ha ido ganando mucha fuerza últimamente y en muchos casos ya casi podemos hablar de una opción segura para muchos hogares.

No obstante, a pesar de los diferentes estilos, las puertas lacadas blancas siguen marcando tendencia y siguen adaptándose a cualquier ambiente, por eso son tan demandadas en el mercado. Si estás pensando en reformar tu vivienda, estos consejos pueden resultarte útiles a la hora de elegir las diferentes puertas, muebles, colores...

Conclusión

Las puertas de interior son elementos totalmente frecuentes en cualquier vivienda, por lo que es fácil que te olvides de que existen. Su función es fundamental porque, además de ayudarte a preservar tu intimidad, decoran e influyen considerablemente en la decoración de un espacio interior. Hoy en día, puedes tener unas puertas para casa nuevas sin tener que invertir mucho dinero. Por lo tanto, podemos decir que las puertas tienen una triple función: diseño, funcionalidad y seguridad.

Puertas de Interior

¡Vaya! Parece que no tenemos nada :(

Descuida, tomamos nota. Puedes hacer otra búsqueda...