La pirámide alimenticia: principios y consejos

1809 Visitas 467 Gustó

Seguir los consejos, en base a una nutrición sana, de la pirámide alimenticia nos garantiza que nuestro cuerpo reciba los nutrientes necesarios que provienen de cada grupo de alimentos. Esto no quiere decir, ni muchísimo menos, que podamos comer todo lo que hay en la pirámide nutricional, en cualquier momento y sin importar las cantidades.

Precisamente, para poder obtener los beneficios de una nutrición adecuada, es preciso que se sigan los consejos de la piramide de alimentos y veamos cómo y de qué manera los aplicamos a nuestra alimentación diaria. Además, no está de más acudir al médico para que nos analice y nos diga si podemos utilizar la tabla sin problemas.

La pirámide alimenticia no es la misma en todos los países

Efectivamente, cada país suele tener su propia escala de consejos para seguir una buena alimentación. Todas ellas tienen en común la preocupación de las autoridades sanitarias por conseguir que la nutrición de sus poblaciones sea la mejor posible. Tal vez lo más destacable de estas distintas recomendaciones alimenticias sea que cada una incluye alimentos tradicionales de su dieta básica. Un ejemplo lo tendríamos con la pirámide española, que tiene muy en cuenta los ingredientes de la dieta mediterránea.

El plato del bien comer de México

Aquí no es una pirámide lo que se emplea para mostrar la distribución de alimentos. Se hace a través de un enorme plato. El icono llegó de la mano de la aplicación de la “Norma Oficial Mexicana para la promoción y educación para la salud en materia alimentaria: NOM-043-SSA2-2005, en el año 2005”. Según la normativa que se aplica en México, existen tres grupos de alimentos: - Verduras y frutas. Es el grupo de alimentos del que más cantidad se debe tomar. - Cereales y tubérculos. La dieta, según las autoridades mexicanas, debe incluir suficientes cereales. - Legumbres y alimentos de origen animal. Se aconseja mezclar las legumbres con los cereales, pero a cambio reducir al mínimo la cantidad de alimentos de origen animal que se ingiere.

La pirámide NAOS de España

Es un documento redactado a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición. La piramide nutricional española incluye, además de los grupos de alimentos aconsejados y sus cantidades, una serie de consejos sobre hidratación y realización de ejercicio físico. - En la base de la piramide de alimentos española encontrarás primero el agua. Se recomienda beber dos litros al día para tener una perfecta hidratación. - El primer escalón de alimentos propiamente dichos, está ocupado por leche y derivados lácteos, verduras, aceite de oliva, cereales, hortalizas y frutas. Es cierto que se deben consumir todos los días, pero no tienen que ser todos el mismo día y hay que tener cuidado con las cantidades. - La iconografía española introduce de nuevo una recomendación que es hacer ejercicio moderado, como subir escaleras o caminar. - Vamos con otro escalón piramidal de alimentos. Incluye pescado fresco y enlatado, carnes magras, legumbres, frutos secos y huevos. Estos productos deben incluirse unas tres veces a la semana. - De nuevo un consejo para ejercitarnos y tener mejor salud. Practicar algún tipo de deporte como el aerobic, nadar o el fútbol. - El vértice de la piramide alimenticia española está ocupado por los productos realizados con azúcares refinados, bollería industrial, refrescos con azúcar y helados. Estos alimentos solo podremos comerlos de manera muy ocasional. - El gráfico español termina con otro consejo y es no ver la televisión tumbados.

En EE. UU. se guían por MyPlate

Mi plato es el nuevo nombre que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos ha dado a su antigua pirámide y la ha transformado en un plato. Anteriormente los ciudadanos de EE. UU. también disponían de su pirámide, sin embargo, el organismo que se encarga de la nutrición norteamericana decidió este nuevo símbolo. La antigua distribución en forma piramidal constaba de seis fracciones para cada uno de las agrupaciones de alimentos, además de los aceites. MyPlate se ha reducido a cuatro grupos: proteínas, granos, frutas y verduras. En un platito anexo se permite una ración de leche o derivados lácteos. La nueva distribución apadrinada por el Departamento de Agricultura, da distintas medidas a cada porción de MyPlate. De esta manera quieren resaltar que la porción destinada a verduras es la más grande y, junto a la fruta, ocupan la mitad del plato. En el caso de los norteamericanos, las siguientes divisiones de MyPlate corresponden, de mayor a menor, granos, proteínas y lácteos.

Objetivos de las guías sobre nutrición

Podríamos analizar infinidad de iconográficos que representan las recomendaciones que, en materia de nutrición, cada país ofrece a sus ciudadanos. Son muchas, prácticamente una representación por cada país. Sin embargo, los fines vienen a ser los mismos: - Educar a la población en materia de alimentación y concienciar a las personas para que se alimenten correctamente - Ser un recurso para que, quienes tienen acceso a ello, puedan utilizarlo para formar a una población comprometida con los buenos hábitos - Señalar el camino de las políticas de Prevención, Salud, Nutrición y Educación

Análisis en profundidad de la piramide nutricional en España

La piramide de alimentos española contiene una organización de todos aquellos alimentos que se considera que deben formar parte de una dieta equilibrada. Con esta clasificación podemos ayudarnos, usándola como una guía, que nos permitirá comprender y aprender sobre los alimentos que introducimos en nuestros platos. Con su uso continuado, aprenderemos a elegir aquellos alimentos que nos ayuden a aportar salud, variedad y equilibrio a nuestra nutrición, de una manera muy simple. No obstante, la forma más adecuada de llevar un comportamiento nutricional adecuado es con la incorporación de todos los elementos que se representan en la piramide de alimentos. Esta comida tendrá que ser distribuida a lo largo de la semana y en las cantidades recomendadas. Es importante comprender que no existe un solo producto que contenga todo lo que nuestro cuerpo precisa para mantener un estado nutricional sano y aceptable. Cada grupo de elementos de la pirámide aporta nutrientes especiales y desarrollan una labor específica dentro de nuestro organismo. Para que nuestra salud esté en orden, es preciso que la dieta y la cantidad de nutrientes estén balanceadas, equilibradas en su medida correspondiente. De aquí viene la importancia de la Pirámide de la Alimentación de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC). Ella coopera con nosotros para ayudarnos a escoger los alimentos que precisamos incluir en nuestra alimentación diaria. Es la manera de conseguir un óptimo estado de salud. Otros alimentos, que aparecen en la figuración como aportes nutricionales muy débiles o con menos beneficios, deberán consumirse en menor cantidad y más ocasionalmente. Ya hemos hecho referencia a la SENC. Este organismo es el que se encarga de pasar revista a la piramide nutricional. En la última revisión que ha hecho del gráfico, lo ha complementado con una serie de consejos saludables, relacionados con nuestro estilo de vida. Estas recomendaciones poseen un impacto de más del 40 % a la hora de contraer una enfermedad o incluso morir. Se debe al tipo de vida que llevamos en los países desarrollados y la mayoría de estos hábitos que reducirían los riesgos de enfermar o mortandad, es la actividad física. Por ello, el SENC ha usado la piramide de alimento para incluir consejos como el de moverse todos los días, de manera activa, caminando unos 10 000 pasos diarios. Otra de las grandes recomendaciones de este organismo hace referencia al balance emocional. El estado de ánimo influye en la manera en que comemos y se proponen técnicas como el mindfuleating, que nos enseñan a ser conscientes de cuándo, qué y por qué estamos comiendo. Esta forma de comer también nos hará ser más consciente de las porciones que comemos, de cuánto llenamos el plato, cada cuánto comemos y cómo preparar platos saludables. Ya hemos explicado con anterioridad cómo se distribuían los alimentos a lo largo de una semana, de manera que la piramide nutricional se cumpliera y nos ayudase a llevar una alimentación sana y consciente. Hay que decir que la SENC ha añadido al pico de la pirámide una bandera para hacer referencia a los suplementos nutricionales. Con ello nos referimos a la ingesta de vitaminas, minerales, alimentos funcionales, nutracéuticos, dietéticos… La banderita luce una cruz y cuatro colores. Con ella se quiere advertir a la población que los suplementos no son necesarios si no tenemos ninguna carencia. Deben ser prescritos por un médico, nutricionista, enfermero o farmacéutico. Es cierto que muchas personas no consiguen tener llenos todos los depósitos que el cuerpo tiene para las vitaminas o los minerales, por ejemplo. Sin embargo, el consumo de estos suplementos sin que sea necesario puede acarrear problemas de salud y contratiempos innecesarios. Está claro que la pirámide alimenticia debe servirnos de modelo para que diseñemos nuestro plan dietético para toda la semana. Si tienes problemas de salud, consulta primero con tu médico, por si debes restringir algún tipo de alimento. Haz ejercicio, come consciente y bebe agua. Son los tres grandes pilares sobre los que basar nuestra alimentación y también nuestro bienestar.
¿Te resultó útil este artículo?
Publicado en: Salud & Belleza

Comentario de Facebook

Blog menu

Últimas entradas del blog