Tipos de impresoras según su uso

Hoy en día es necesario disponer de una impresora en muchos ámbitos de la vida, desde en el hogar, en el trabajo e, incluso, en los estudios. Sin importar si es para uso particular o para un uso compartido, ya sea en una empresa o en un centro escolar, es imprescindible contar con impresoras que estén actualizadas conforme a la tecnología más novedosa, sin dejar a un lado las variedades de precios.

En caso de que no sepas qué dispositivo es el que mejor se adapta a tus necesidades o estés indeciso entre varios modelos, en Akimarket.com te ofrecemos todo tipo de soluciones. Te ayudaremos a buscar aquella que mejor se adapte a lo que necesitas, según las marcas y los precios que ponemos a tu disposición, siempre más baratas que en cualquier otra página.

Podemos clasificarlas dependiendo del uso que les quieras dar. No es lo mismo comprar una para uso diario en el hogar que una para una oficina o una empresa de copistería, ya que el volumen de impresión es mucho mayor en las dos últimas, y es necesario que el dispositivo presente ciertas prestaciones que en otros ámbitos no serían necesarias.

Tipos de impresoras según precios y el uso que se les puede dar

Haremos esta clasificación de aquellos dispositivos sin impacto, ya que los de impacto son los primeros que salieron al mercado, y a día de hoy la tecnología que se emplea en ellos se ha quedado completamente obsoleta. Una impresora de impacto es aquella que tiene algún elemento mediante el cual se transfiere la tinta al papel por medio de un impacto; algunos ejemplos son las de aguja o matriciales y las de margarita.

Por el contrario, las sin impacto son aquellas que no utilizan un dispositivo que da golpes para grabar en el papel, lo que provoca que sean mucho más silenciosas que las anteriores. Dentro de este tipo, las más conocidas son las siguientes.

1. Impresora de tinta

Este dispositivo funciona escupiendo tinta por el cabezal, a través de agujeros muy pequeños, para crear una imagen. La calidad que tienen al crear imágenes se debe a su calidad de foto, gracias a la forma en la que mezcla los colores, ya que consigue recrear una gran variedad de tonalidades diferentes, de una forma muy profesional, realista y sutil. Con este tipo dese suelen imprimir flyers, invitaciones, pósteres, carteles, debido a la cantidad de colorido que se suele emplear en este tipo de papelería. Por esto mismo, es posible utilizarlas en todo tipo de superficies, como hojas especiales, y con distintos tipos de relieve, además de que el tamaño de la impresión no es impedimento para este tipo de máquinas.

Por esto, estos dispositivos son óptimos, y realmente indispensables, para aquellos negocios dedicados a la copistería o fotografía en los que se demande una gran cantidad de impresiones a color, y en las que se tengan que alcanzar ciertos estándares de calidad.

Este tipo de impresoras ha variado mucho su calidad a lo largo de los años, pero aun así podemos encontrar diferencias destacables entre aquellos modelos que son más baratos y aquellos que están preparados para imprimir en diferentes tipos de papel (típico, satinado, rugoso…) con mayor definición en la imagen, ya que en los primeros, que suelen estar destinados a uso particular, es más probable que reproduzcan las imágenes de forma más borrosa y con ciertas imperfecciones, al contrario que las otras.

Por ello, es posible adquirir modelos más económicos para uso particular, siempre y cuando no sea necesario que la calidad de impresión sea excesivamente alta, como trabajos educativos, documentos para uso personal, etc.

En este sentido, también es importante tener en cuenta la tinta, ya que dependiendo de la que usemos, puede variar de gran manera el resultado final. En caso de que se le conceda más importancia al mezclado de los colores, será preferible usar una tinta líquida, la cual funciona de forma parecida a las acuarelas, aunque posiblemente se perderá precisión en las líneas finas y los textos. De lo contrario, en caso de que se le conceda mayor importancia a la creación de textos más claros y líneas más definidas, habrá que utilizar tinta basada en pigmento, perdiendo así algo de calidad en la mezcla de colores.

El precio de los recambios de tinta puede variar mucho dependiendo de la calidad de la misma y de la cantidad de colores que se utilicen para la mezcla, siendo los más baratos aquellos que utilizan tres cartuchos, uno de cian, uno de magenta y uno de amarillo en un paquete. Algunos dispositivos dan la opción de utilizar cartuchos de tinta separados por cada color, de manera que el desgaste de los mismos es más eficiente.

Una impresora de tinta que hemos de destacar podría ser la multifunción Brother MFC-L3750CDW WIFI FAX, la cual cuenta con pantalla LCD, una velocidad de 24 ppm y conexión a Internet; además, dispone de impresión automática a doble cara y escáner. Trae su cartucho de tinta original e imprime a todo color.

2. Impresora de láser y led

Estos dispositivos funcionan utilizando una fuente de luz para propagarla por la imagen mientras gira el tambor; de esta forma, el tóner se transfiere desde el tambor hasta el papel en un proceso rápido y silencioso. Se caracterizan por la rapidez de impresión sobre el resto de dispositivos, estando diseñados para tener una salida de texto de la mejor condición.

Lo más común es que este tipo de impresoras las adquieran algunas oficinas pequeñas o departamentos, además de particulares, ya que las más básicas cubren con gran calidad un texto plano, además de que estos modelos son los más simples de utilizar, los tóneres que llevan son bastante baratos, y normalmente son dispositivos muy fiables. Se pueden encontrar desde un precio estándar de 100 €, muy accesible y al alcance de todos los bolsillos. A partir de ahí, se puede incrementar el precio dependiendo del volumen de impresión y de las características que se requieran.

Este tipo de impresora está pensado para suplantar a las de tinta de forma progresiva, sobre todo para el uso en oficinas, ya que cualquier empresa puede asumir el coste de dicho dispositivo. Son realmente fáciles de utilizar porque solo es necesario un cartucho, al contrario que sucede con las de color, que necesitan cuatro cartuchos y cuatro tambores, uno para cada color, por lo que al final resultan inversiones muy rentables.

La impresora láser monocromo Brotheres un ejemplo perfecto de este tipo de dispositivos, con una capacidad de 32 a 64 GB y una velocidad de 30 ppm. Además, cuenta con una pantalla LCD y la clasificación del láser es Producto Láser Clase 1; puede imprimir una página en menos de 8,5 segundos y la velocidad de impresión a doble cara es de hasta 8 páginas por minuto en hojas tamaño A4. Es compatible con tóner de larga duración e incluye un tóner estándar. Es, en definitiva, un producto más que destacable, 100 % fiable y perfecto para todo tipo de negocios.

Otro ejemplo sería la impresora fax láser Brother FAX-2845, que cuenta con una resolución de 300 x 600 dpi, y un fax, el cual tiene auricular telefónico, memoria de transmisión y recepción sin papel compartida de hasta 400 páginas, acceso remoto y recuperación de faxes, reenvío de faxes y corrección de errores. Su bandeja de papel alberga hasta 250 hojas y dispone de un alimentador automático de documentos para 20 hojas.

3. Otros tipos de impresoras

Los dos tipos de impresora anteriormente mencionados son los más conocidos y demandados por la mayoría de la población en general, dando cuenta de la gran variedad de precios y modelos del mercado. En cambio, hay algunos modelos no tan conocidos, que suelen ser comprados por aquellas personas que buscan algo más específico.

Las de rueda son básicamente máquinas de escribir; este modelo tiene una rueda de plástico o de metal en la que la forma de cada letra sobresale cuando un martillo la presiona contra la cinta, de manera que se realiza una mancha de tinta con la forma de cada carácter en el papel. Con este dispositivo es posible lograr un resultado muy distinguido y algo retro en la creación de textos.

Las de matriz de puntos son aquellas que crean los textos pinchando contra la cinta de tinta, de manera que la combinación de cada uno de estos pinchazos en forma de punto resulta en letras e ilustraciones; un ejemplo de este tipo es la impresora matricial Epson C11CC24031, que puede considerarse un modelo muy fiable, ya que cuenta con un tiempo entre fallos de hasta 10 000 horas de funcionamiento. Esta característica es muy buena para uso interno o de cara al público donde se necesitan documentos de varias hojas; además, es muy económica, dado que, a pesar de su alta capacidad de 4 millones de caracteres, tiene un consumo muy reducido.

Las LCD y las led son realmente similares a las de láser, cuya única diferencia reside en que estas utilizan cristales líquidos o diodos de luz en lugar de láser para producir las imágenes en el tambor.

También están las de línea, que contienen una cadena de letras o pines e imprimen una línea entera a la vez, lo que las hace realmente rápidas, pero de baja calidad.

Las térmicas son un tipo muy económico, ya que funcionan presionando los cabezales de los pines contra un papel especial sensitivo al tocarlo. Este modelo es muy utilizado para calculadoras y fax; un buen ejemplo podría ser la impresora térmica approx! appPOS58MU 203 dpi Negro.

Según su función, también podemos encontrar todo tipo de dispositivos de impresión, como los que son multifunción, con los que es posible digitalizar documentos, imprimir y comunicarse con varias personas. Por otro lado están las impresoras instantáneas y portátiles, muy cómodas para aquellas personas a las que les gusta la fotografía, ya que con ellas puedes sacar fotos instantáneas desde tu teléfono. Son muy compactas y pequeñas, además de que puedes ver tus fotos de manera anticipada antes de llevarlas al papel.

Hay una gran variedad de dispositivos de impresión, de manera que se puedan adaptar a las necesidades individuales de cada persona. Por ello es recomendable informarse antes de adquirir una para saber cuáles son las prestaciones que ofrece y si se pueden adaptar a las necesidades de cada cual. Por ello es importante que sepas si te conviene más invertir en una impresora de tinta o en una láser, si para tu negocio de cara al público vendría mejor una térmica o si para la oficina es más adecuada aquella que lleva el fax incorporado. Al fin y al cabo, de trata de una inversión, que puede ser más o menos económica, pero que todo el mundo acaba haciendo.

Por ello, es mejor que la afrontes estando informado y acudiendo a una tienda de especialistas que puedan ayudarte a resolver tus dudas, donde pongan a tu disposición aquella que encaje con lo que necesites y estés buscando.

En Alimarket puedes encontrar gran variedad de marcas, como Brother, Canon, Epson, HP y TP-Link, entre otras muchas, y la mejora variedad de precios del mercado desde solo 40 €, así como todos los accesorios que puedas llegar a necesitar, como rollos de papel térmico, papel fotográfico brillante y todo tipo de tóneres. Además de eso, contamos con una sección de ofertas en las que puedes encontrar rebajada aquella impresora que tanto tiempo llevabas esperando a un precio más que soñado; tenemos los descuentos más competitivos del mercado.

En nuestra tienda online puedes comprar impresoras de calidad y baratas

Anímate a comprar tus impresoras más baratas que nunca para tu empresa o para tu hogar en Alimarket; no te defraudaremos y, además, te las enviaremos de forma gratuita si tu pedido supera los 50 €. En definitiva, si estás buscando una tienda que te ofrezca la mayor variedad de modelos, de marcas y de prestaciones y, sobre todo, los mejores precios y más competitivos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.